jueves, 24 de abril de 2014

hoy ha llovido y ha salido el sol, como pasa en los días de abril de los refranes


A Woman Under the Influence (1974)


para no caer en la saciedad semántica
evitemos nombrar, catalogar, clasificar
y repetir.

romero, lavanda, orégano, menta y yerbabuena.

ya conozco los sonidos y las voces de mi calle.
las palomas, los gatos pidiendo amor,
los ladridos de los perros de mi corrala.

intento que las palabras pesen poco.

ligeritas, que estamos en primavera.

tengo otros discursos
pero sigo hablando mucho con desconocidas.
en mi barrio
te puedes sentar en el banco que  hay junto a la boca de metro
y siempre hay alguien con quien hablar.
también pasa en la plaza de la biblioteca de las Pías
y en las escaleras del teatro Valle Inclán.

no sé por qué la gente no hace esas cosas
en lugar de teclear su vida en un teléfono.
se ha perdido la costumbre de hablar con cualquiera.

a mí los cualquieras me siguen gustando mucho.