lunes, 23 de julio de 2007

todos los veranos


No vimos pasar ni un sólo coche por aquella carretera.

El sol decía hasta mañana poco a poco,

cansado,

había trabajado con ganas aquel día.


Mi tío el italiano siempre lleva cassettes de Adriano Celentano

sonando muy alto en el coche.


Aquel día había sido completamente verano

y yo llevaba los pies descalzos sobre la guantera.


El campo estaba muy seco,

pero de vez en cuando

atravesábamos pequeñas cuadrículas

donde enormes girasoles

se erguían orgullosos.


Volvíamos a casa

con el olor a cloro y bronceador

prendido a la piel.


Parecíamos haber viajado en el tiempo,

y de ese modo

todo adquiría el tono amarillento de aquellas viejas fotografías

en las que mi madre y mi tía llevaban gafas enormes

y triquinis estampados.

17 comentarios:

aylén dijo...

qué verano tan rico!

Abrazo crujiente de alegría.

FER dijo...

Carmen, ¡bienvenida de nuevo!
Qué sorpresa verte otra vez. :-DDD

Precioso post, con la guinda de Adriano Celentano...

"Sette giorni a Portofino
piu' di un mese a Saint Troppez..."

Gwynette dijo...

Ays, que olor de verano, con calor, bronceador y arena pegada en las chancletas !!! :-)

Petonets estiuencs

manuel_h dijo...

sabe a verano!!!
besos

Alice ya no vive aquí dijo...

Y la sonrisa de las pequeñas cosas cosida al derecho y al revés, con ese zurcido de verano cálido que da el sol y el sabor a nostalgia presente, (re)conocida.

Bienvenida a casa :-)

Un abrazo muy, muy fuerte

flexo dijo...

joer ha mi me ha sonado mejor qeu bien este post...vamos que estoy a punto de pillar el trikini, broncearme y salir con un girasol por sombrilla hacia la piscina...de fondo música del italiano claro
buen verano carmen!

Sirenita dijo...

Me encanta la foto y el post. Me gustan esos veranos en que una se pone doradita como una crocreta y el tiempo adquiere una nueva dimensión.

Mil besos guapísima.

Clara dijo...

Aquí estoy, bordeando la línea del reencuentro. Me alegro de verte. Un besito.

Naty dijo...

Un viaje a tráves del tiempo, que te trajo de vuelta... Te veo bronceada, mientras sonrío... No sabes como extrañaba tus pasitos... Hasta la vista ;)

claradriel dijo...

Cuántos años sin recordar un girasol.
Me ha gustado esa sensación perdida, olvidada, estival.

La de cosas que se prenden a la piel...

Besos, preciosa.

la niña perdida dijo...

Suena a verano verano.
Que bonito recuerdo.
Me alegro de que estes aquí.

Un beso

Isabel dijo...

Felíz retorno,amiga;creo que has tenido que disfrutar mucho leyendo tus palabras...
Me alegro mucho,pero que el disfrute sigue ya lo sabes;queda mucho por sentir,Carmen.
Besos.

Carmen dijo...

Aylén :-) por ahora no va nada mal! Y sigue quedando mucho! ;-) Otro abrazo doradito para ti!

FER aysss por fin me acomodé de nuevo. Es que volví, pero de nuevo me escapé. Ahora ya (aunque no me atrevo a decir que definitivamente) he llegado a casa ;-) que buen rollo me dan esas canciones, y el tarareo de mi tío el italiano :-) Un besito

Gwynette jajaja es que tenía el verano subido a la cabeza, y todavía sigue estando por aquí. Aprendo a disfrutarlo, yo que siempre me consideré de fríos y nubes oscuras!! ;-= Un besazo

Carmen dijo...

Manuel h, sabe y huele, y se palpa el verano!!! Un besito

Alice, vaya que cosas tan bonitas sabes regalarme, preciosa. Da gusto volver a casa y encontrarte por aquí. Te invito a fruta fresquita, o a una copita de vino cuando anochezca ;-) Un abrazo grandeee

flexo jajajaj debes estar tan sugerente con el trikini!! Me gusta que te inspire buenos planes este post, niño. Un besazo y a disfrutar el veranito

Sire, en la foto aparece mi amiga B, que le encanta nadar y el sol. Es como una niña pequeña. Da gusto verla disfrutar! Me encanta que entiendas el verano como yo. Un besazo mi niña del mar.

Carmen dijo...

Clara, aquí estás y me alegra mucho :-) Un abrazo, guapa

Naty, son vaivenes mágicos, no crees?? Que una canción, una imagen, un olor, te transporte de ese modo. Me alegra lo que me dices. Nos leemos, ahora más a menudo ;-) Un besote
claradriel, mi niña de ojos grandes. Debemos tener el alma forradita de velcro :-) Así se lleva uno tanto, casi sin querer- Un abrazo inmenso

la niña perdida muchs gracias, yo también me alegro mucho de estar de vuelta. Un besito

Isabel, muchas gracias. NO he tenido tiempo de asimilar todo este tiempo. Poco a poco irán viniendo palabras a mis dedos, y entonces os contaré cositas, cositas muy bellas que viví, y sentí… gracias por tu alegría. Queda tanto por sentir ;-) Un besito

memoria dijo...

Me encantab estos poemas que escribes. Siempre he creído que es un formato muy bueno para blog y si está tan bien escrito mejor que mejor. Bonito recuerdo, el olor a cloro y bronceador es maravilloso. He viajado en ese coche. Por cierto, han vuelto los triquinis y las gafas grandes!

Carmen dijo...

Paola, muchas gracias :) es un placer leerte por aquí. por cierto, los triquinis y las gafas grandes nunca se fueron, te sorprendería lo que se ve en las piscinas de pueblecitos perdidos de la España profunda jaja UN besito!