jueves, 27 de septiembre de 2007

acuerdos

Bessie Smith ha llenado de humo la habitación

con su Blue Blue.

Mi pie derecho golpea descalzo

el mármol oscuro del suelo...

podría estar

¿qué sé yo?

en algún lugar sin nombre

que sólo existe en la cabeza de personas que

se lucen perdiéndose con un mapa

en la mano.

"Pero el tiempo no existe

y tienes prisa..."

decía acertado Ángel González

o lo decía yo

porque le presté mi boca

y mi voz

para susurrarme palabras de consuelo.

Anoche le permití al insomnio

que me velase el sueño

no andamos como para desdeñar compañías.

Hemos hecho un trato:

él no me toca los pies

ni me sopla en los oídos

y yo le acaricio el pelo hasta que me duerma.

15 comentarios:

Aylén dijo...

Qué acuerdo tan sabio y hermoso! me lo dejo en el botiquín de emergencias para cualquiera de estas noches. Gracias!

La niña perdida dijo...

Un buen trato,Carmen. De caminos, lugares sin nombre para luego acabar perdiéndonos...

Yo también soy un poco como Stephane =)

Un besazo

Isabel dijo...

Bellísimo y relajado texto,es un hermoso canto contra el insomnio...
Un beso,Carmen.

Gwynette dijo...

Tu crees que mi insomnio puede ser tan sociable como el tuyo?..me pregunto si yo podría llegar al mismo acuerdo..llevo siglos rendida de sueño :-)

Petonets

FER dijo...

Pues mi insomnio es muy miserable... No me deja acariciarle el pelo. Le he dicho que, por favor, no me tapone la nariz, que los ronquidos me quitan clase. :-)

Besos

Niha dijo...

¿Cumple con su trato?

Naty dijo...

A ver si llego yo a un acuerdo con el mío... Aunque conociéndonos, como somos (tercos en grado superlativo), no me hago demasiadas esperanzas... Pero como nunca se sabe, le haré la propuesta (y por si las moscas también cruzaré los dedos :) Feliz semana, Carmen ;)

Alice ya no vive aquí dijo...

Creo que conozco ese lugar, pero la certeza en estas lides es demasiado arriesgado. es lo que tiene perderse con brújula incluso, debe ser que se cansó de apuntar al norte y ahora sólo gira sobre si misma esperando un imán que guíe su polo.

El tiempo es esquivo, caótico y confuso. Yo no tengo claro a qué velocidad me lleva, pero tengo claro que mi espacio y mi tiempo andan algo desajustados, como si cada uno viajar por su cuenta.

Yo le he pedido al insomnio que me cuente cuentos, y a veces lo consigo, pero no siempre con ello consigo dejar de pensar, y pensar, y pensar, y pensar, y pensar...

Lástima no encontrar el interruptor que gobierne las noches en vela.

Mil besos dulces

Eva dijo...

Nada mejor que pactar con el enemigo. A veces así empiezan las historias de amor.

Yo alimento al mío con letras. Ahora ajenas, ya que las propias parecen estar de vacaciones. Pero me come poco. Antes utilizaba el silencio nocturno para tejer historias, pero ahora se ha impuesto tanto silencio que hasta el insomnio amenaza con abandonarme. ¿Puedes creerlo? Tanto luchar contra el, y al final acabaré echándole de menos.

Un abrazo fuerte.

claradriel dijo...

Desafortunadamente para ti, el insomnio es un caprichoso gourmet de compañías. Las elige bien.
Y sale ganando, con caricias en el pelo, dulces, de dedos largos.

Decididamente, ahora entiendo muchas cosas.

El placer de perderse con un mapa es un lujo que tampoco se puede desdeñar.
Adios, callejero, no quiero seguirte, solo andaré tras los olores de los momentos maduros, para incarles el diente, en su punto...

Besos nocturnos, cómo no.

Carmen dijo...

Aylén he de avisarte que no siempre es eficaz, puesto que cuando no es uno es otro el que incumple su palabra. Suele pasar que a un pasito del sueño deje de acariciarle el pelo y entonces decida soplarme en las orejas y despertarme :-) Gracias a ti, dulce.

La niña perdida, con palabras (y con hechos) se entiende la gente :-) Un poco como Stephane, entonces? ;-) Un besito!

Isabel, muchísimas gracias. Relajado, sí, a prendí (o me acostumbré) a no perder los nervios en seguida ;-) Un besazo!

Carmen dijo...

Gwynette, jajaj hay que saber tratar con él, de verdad. Sobrellevarse. Pero con todo y con eso, como ya le dije a Aylén, no siempre es tan cumplidor (ni yo tampoco :-)) Un besazo y mucha suerte

Fer, vaya hombre jajaja hay que poner cada uno de su parte para llegar a un posible acuerdo, que te lo digo yo, que algo sé de mediación :-) seguro que le pediste por favor lo de la nariz? o lo que es más importante... no culparás a él de tus vicios, no? jeje UN besote

Niha. Casi siempre. Pero a veces, no cumplimos ninguno :-)

Naty, por lo que veo somos una panda de insomnes :-) y no pierdas la esperanza mujer, que hasta el peor de los insomnios puede dar su brazo a torcer si encontramos el camino correcto :-) Mucha suerte y gracias guapa. Feliz semana.

Carmen dijo...

Alice, así que sabes de que lugar estoy hablando... ni brújulas, ni mapas, ni veletas. Todo anda medio loco, medio al traste. De espacios y de tiempo se puede hablar largo y tendido. Y algo de lo que me hablas entiendo, ya que ahora estoy en mi limbo particular, y los ritmos no se corresponden conmigo misma, en fin... mi niña, que tu insomnio te cuente cuentos hermosos que sólo te hagan pensar en cosas lindas, justo antes de dormirte con una gran sonrisa roja en los labios... No hay interruptor para eso, pero sabremos como buscarle las vueltas. Mil besos, guapa

Eva, a veces jajaj pero dudo que seamos una de esas parejas para toda la vida. Por mi integridad espero que no :-) así que se acaba echando de menos, eh? ves? yo nunca lo consideré un enemigo, simplemente un visitante inoportuno a deshora. Quizá por eso siempre anda por mi vida, no perdiéndose durante demasiado tiempo, sin ocasión de echarlo de menos :-) Un abrazo preciosa.

Mi dulce Claradriel, es caprichoso, pero me tiene ley. Y sinceramente, tengo una idea bastante peculiar de la fidelidad, así que podríamos entendernos :-) Igual que tú a mi, por lo que dices :-) el placer de perderse, con un mapa plegadito en el bolsillo. Sabrás elegir esos olores, sabrás cual será el momento justo de incarles el diente :-) Besos besos besos de canela y chocolate.

eMe dijo...

...un hermoso acuerdo, eres buena negociando...besos preciosa!

Carmen dijo...

jajaja eMe tengo mis trucos, no te lo niego! Besitos preciosa