martes, 22 de julio de 2008

cuando pido canciones en los bares casi nunca me las ponen, y eso que soy habitual



pensaba
en lo rápido que se consumen algunos cigarros.
Escucho los dados.
Mis vecinos juegan cada noche.
No hablan,
sólo juegan, con la tele prendida de fondo.

También pensaba en cuanto me gusta
la gente que sabe muchas cosas,

aunque prefiero a los que saben un poquito menos
si las pueden contar mejor.

--

Yo no hablo mucho.
Soy algo inaccesible
cuando se trata de mi mundo.

Tampoco sé contar chistes.
Ni silbar.
Eso me da mucha rabia.

Sigo sin saber cocinar.
Aunque disfruto cortando en pedacitos
la cebolla,
los pimientos,
el tomate...

mi madre dice que
el secreto de una comida rica
está en el sofrito.

hablo mucho de mi madre.
Cada vez más.
Le doy la razón murmurando a solas,
cada vez que me queda rico el arroz
y huele bien desde la escalera.

Le doy la razón por otras cosas.
Pero ahora no vienen al caso.

--

Una de las mejores cosas del verano
es dormir con las ventanas abiertas.

Y andar descalza,
sí,
eso también.

No existe hilo
en este texto.
No hay argumento.
Como mi vida ahora.
Que parece una mera anécdota del contexto,
del escenario.
De mi Madrid.

... ays
a veces necesitaría alguna pista.
Qué me digan cómo se hace.

qué ganas de cambiar algunas cosas,

Las cortinas,
el color del pelo,
la marca de yogures.
El trabajo,
la casa...

no sé,
la dirección.

17 comentarios:

A TÚA NENA dijo...

ojalá se pudiesen conseguir ese tipo de mapas...que te den la dirección, que al menos te den unas cuantas opciones para decidirse, pero no, hay que inventarselo o dejarse llevar y después están las sorpresas...

me gusta leerte, me identifico tantas veces...

un beso.

aylén dijo...

es que no hay dirección definida. es por donde te lleven tus pasos. o mejor dicho, tus neuronas... hmmm, esto es un tema conflictivo, lo sé, pero no por eso menos cierto.
hueles a huida y tal vez sea el arte de quedarse el que ofrezca respuestas. ;)

abrazo fuerte

sergisonic dijo...

yo hice todo, menos el sofrito.
hoy.

prueba mañana.
yo probaré.

Pi dijo...

Empieza por las cortinas. Yo apuesto por el ganchillo como manera de encontrase a una misma, después coses la cenefa a una toalla y ya está, te sientes super satisfecha. Fíjate, antes de leer este post tuyo (que hace tiempo no me pasaba por aquí) salí de la caocina pensando que tal vez me quepa la mesa que me "qued´´e" de un pajar perdido, si la restauro, claro. Los mapas los empieza dibujando uno, y se van dejando ver apenas empuñas el lápiz.
No sabes silbar? mi papá se negó a enseñarle a mi hermana a silbar, y conmigo se desquitó. Qué cosas raras pasan en la vida.
Un besito, reina, que hace calor para abrazos!

Niha dijo...

¿La vida tiene argumento?

Jin dijo...

alguién me dijo ayer: cuando no sabes por dónde tirar, empieza a andar.

estoy queriendo ponerlo en práctica. suerte, Carmen, el camino se hace al andar!

delirante dijo...

las pistas se las encuentra una en las esquinas más insospechadas.
es lo bueno de madrid, que siempre esconde algo...

me gusta tu blog.
me quedo un ratito por aqui...

paola vaggio dijo...

Yo sé silbar sonriendo. Por eso a veces silbo y no se dan cuenta. Aún no sé qué utilidad tiene... XD Gazpachito bueno.

FER dijo...

Empezaría por la marca de yogures. A la innovación en ese terreno conviene no ponerle barreras...

Besos lácticos

La Penca dijo...

A veces el hilo argumental acaba apareciendo por sí solo...No eres la única un poco perdida :)

Lo del sofrito es verdad. Tu madre tiene mucha razón.

Saludos.

José Luis dijo...

Está muy bien si te has dado cuenta de que no tienes un hilo conductor en la vida. Ahora es el momento de iniciar mil cosas y algunas quedarán.

Las madres son el mejor invento de la naturaleza. Otras especies no tienen madre y han salido con caras muy agrias y olor a cebolla podrida.

mis cosas in(visibles) dijo...

yo tampoco se silbar, ni contar chistes, ni cocinar...y menos aún sé qué dirección tomar,llevo tiempo paralizada, necesito un empujoncito... y por aquí es imposible dormir con las ventanas abiertas, llueve demasiado...
Pero me encanta leerte, es muy bueno

Carmen dijo...

A TÚA NENA y después de todo, qué bien el no saber a veces... qué bien, que aún nos sorprenda la vida. Muchas gracias. Espero que tú no te sientas tan perdida como yo a veces.

aylén :) sí, es un tema conflictivo. No me considero tan lista como para saber elegir bien... ya veremos. Al antojo de mis pies, caminaré ;) No voy a huir. Cuando tenga que irme me iré, pero eso no será actitud de cobarde. De momento sólo quiero cambiar algunas cosas, para sentirme viva. Un abrazo, voz bonita.

sergisonic lo de los chistes es algo que sólo me permito con tres copas. Lo de silbar es una incapacidad física, creo yo jaja. Lo de cambiar algunas cosas... a ver, a ver... hoy me levanté temprano. Empiezo... un besito

Carmen dijo...

Pi es el primer paso empiñar el lapiz. Lo tengo en la mano, a ver que sale, soy mala para las proporciones... qué bien que sepas hacer tantas cosas. El punto, que es de lo poco que se hacer, lo dejo para el frío. Pero recorto cosas, hago collages. Me relaja. Aunque luego los tiro a la basura. Qué raros somos, eh? un beso, preciosa

Niha mmmmm no sé, algo así, no? o al menos cuando se mira hacia atrás y se hace recuento...

Jin suerte también para ti. qué carajo, como cuesta arrancar a veces, eh? un beso, bonita, y gracias.

Carmen dijo...

delirante tendré que ir con los ojos bien abiertos. No he de despistarme... Madrid tiene algo de ciudad encantada. Muchas gracias, bienvenida.

paola vaggio jajaja qué guay! que tenga utilidad o no, eso es lo de menos! a ver si me mandas un tutorial o algo, con los pasos a seguir ;) un beso bonita

FER jajajaja te haré caso, creo es has sido el único en darme una gran pista ;) Besazos!

Carmen dijo...

La Penca, entonces, doy por hecho que estoy haciendo lo que tengo que hacer?? ;) Mi madre es una mujer muy coherente :) Un besito

José Luis eso me han dicho últimamente. Aún no ha llegado el momento en el que te arrepientes de no haber hecho. Es que estás en el momento de hacer mil cosas... Completamente de acuerdo en tu teoría acerca de las madres. ;) Un beso, y muchas gracias

mis cosas in(visibles) vaya! alma gemela! jajaja y que tal si el empujoncito nos lo damos nosotras mismas? ;) intento imaginar la lluvia... ahora me apetece mucho. Muchas gracias, cuídate mucho.

Anónimo dijo...

Suena muy tópico, pero nacemos con una brújula bastante potente: la del "corazón"; aunque a veces haya que darle unos golpecitos de "cabeza" para que siga funcionando como debe. Los dilemas Debo-Quiero suelen ser paralizantes, o sigues andando por el camino conocido o te sales del senderito y te aventuras campo a través. Más emocionante, pero tb puede que más peligroso. Aunque de eso se trata, de sentirse vivo, de cometer locuras, pero no graves errores, que si grandes, muy grandes, porque de ellos se aprende. Nortes hay muchos, pero el más importante está dentro de ti.

Un besito Carmen, tu sensibilidad siempre me hace volver a leerte aunque sea a lo largo de los meses.

Miss T.