viernes, 5 de diciembre de 2008

hay quien me encuentra buscando a otra



hoy salí de trabajar con la nueva enfermera.
Fuimos juntas en el metro y no paraba de hablar de su boda.
Incluso me puso en el iPod la canción que bailará con su chico en mitad del salón.
Tenía que poner atención a la letra
porque sabía que después iba a preguntarme.
Es de ese tipo de personas que te examinan
para ver si las escuchas.

Y yo no podía concentrarme.
Lo único que hacía era pensar que me había dejado las gafas sobre el lavabo
y que hasta mañana por la tarde no iba a poder leer sin marearme.

Esta mañana me encontré por la Calle Carretas
a un antiguo compañero de trabajo.
Me hace ilusión volver a verlo.
Recordé cigarros a escondidas de mi jefe.
Al que por cierto (me ha dicho),
han despedido.

Qué cosas...

Mañana celebro una fiesta en mi casa.
Por la mañana tengo que comprar flores,
y sé que me voy a sentir un poco Mrs Dalloway.
Eso requiere una explicación larga.
Pero ya me estoy mareando,
mejor lo dejo para otro día que tenga gafas,
y ganas, y letras, y maneras bastantes para combinarlas.

Por cierto,
hoy volví a escuchar los latidos de un bebé
junto a la sala de ecografías.

Me tengo que quedar con los brillitos.
Hay veces que el mundo es demasiado mate.

14 comentarios:

glora dijo...

...encantadora, sin gafas y con ellas...
Saludos!

Fernando dijo...

Si no indicas la dirección no podré pasar con mi botella de vino...

begusa dijo...

bla, bla, bla, bla
tic-tac
piiiii
pum-pum, pum-pum...
flasshhhh

La Penca dijo...

Lo de dar una fiesta e ir a comprar flores es Mrs. Dalloway total...

...Por cieto, me ha encantado lo de "hay veces que el mundo es demasiado mate".

Besos.

Jin dijo...

los brillitos... nos é si es bueno quedarse con ellos; mejor utilizarlos cuanto antes porque se suelen pagar pronto. vivir el presente, ya sabes señorita Dalloway!

besín

Gwynette dijo...

Te veo tannn encantadora, Sagitaria! :-)

Si, hay días que todo es mate...
^_^

Petonets

Ssplash dijo...

Descubrir tu blog ha expandido mi entorno cardíaco y es uno de los que van arrancando los escombros que me impedían ver el mar.

Tus podcasts son como me imagino al cielo.

Besitos y seguiré en esta esquinita.

oNE LOve

FER dijo...

Mejor mate que brillo artificial, qué quieres que te diga.

Y qué buenos son los cigarrillos a escondidas, ¿no?

Besos

claradriel dijo...

Fíjate que, a mí, las fotos me gustan en mate. =)



Felicidades adelantadas, mi pequeña graaaaaaaaaaaaaaaande, que la pases bien.



Era el chico de los chocolates? Qué delicia, por diosa.

Carmen dijo...

glora muchas gracias, sin gafas ando a tientas... aunque ahora que lo pienso, muchas veces me ocurre lo mismo aunque las lleve puestas :)) un beso

Fernando ohhhh no me extrañaría que hubieses estado aquí, hubo mucho desconocido en la fiesta :)

begusa plas plas plas ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh :))) muuuak

Carmen dijo...

La Penca :)) al final las flores se perdieron por la casa... pretendían ir en mi cabeza, y ya ves tú :)) muchas gracias, y un besote

Jin eso intento, retenerlos un momentito, para después compartirlos, proyectarlos...antes de que se apaguen... es una especie de recolección, lo podrido no, sólo lo rico, lo jugoso, aquello que destella... no sé... no sé si me explico. Un beso grande guapa

Gwynette jejeje también soy rata además de sagitario ;) un beso enorme, por lo mate, que no sea amargo ;)

Carmen dijo...

Ssplash :)) vaya pues muchas gracias, espero que todo sean efectos positivos a corto y largo plazo. Los podcasts los tengo algo abandonados... vaya :) gracias de nuevo

FER eso por supuesto... pero mejor brillo natural que mate, qué quieres que te diga ;) qué buenas algunas cosas a escondidas, sí. un besote

claradriel y la vida?? cómo ye gusta la vida?? :) gracias gracias, te adelantaste, aunque he de ser algo chula-chunga esta vez y decir que no has sido la primera jejeje no era el chico de los chocolates, de este no te conté ninguna historia ;) un beso guapa

paola vaggio dijo...

qué canción!!!!! ufffffffffffffffffffffffffffffffff
maravillosa

manuel_h dijo...

me encantan estas crónicas a retazos!

besos