domingo, 4 de enero de 2009

De veras, no dejo de hacer buenos propósitos



- Pero... ¿de qué tienes miedo?

a veces sobrecoge un poco
que los desconocidos te calen a primera vista.
Si me viera desde fuera
no pensaría de mí que soy una chica asustada.

Me pinto las uñas naranja-mandarina
y me aprieto el cinturon
para andar erguida y segura.

Fíjate en mis ojos,
no soy tan mala actriz.

Voy necesitando mi dosis de drama
o de corazón roto,
pero todo sigue estando
relativamente en su sitio.

El martes voy al aeropuerto a recoger a V.
Qué emoción que vengan a verme
desde otro país más frío.

he vuelto a tejer la bufanda del invierno pasado.
Es la bufanda interminable.
Ya mide casi dos metros
y es muy terapeútica.
Cuando las cosas me van mal
la deshago hasta la primera raya roja,
para empezar de nuevo,
de otro modo.

Hay que sanar desde la raíz,
eso está claro.

14 comentarios:

Ssplash dijo...

¡Hola, Carmen!

Esa bufanda parece una metáfora de tu vida, que a veces hay que empezar de nuevo. Pero ya sabes tejer, no se te olvide ... Aunque el miedo, supongo, también puede ser terapéutico con tiritas y baños calientes y humeantes.

Besitosss

Fernando dijo...

Ulyses está en camino?! Pregunta o certitud?! En todo caso me has alegrado el día al leerte y escucharte. También me alegro saber que últimamente no has necesitado des-hacer la bufanda...
Besitos

espiralproscrita dijo...

pero... de qué tienes miedo?

...nace de tus entrañas una maraña de pasados y de pretéritos imperfectos, que tú vas tejiendo con los hilos de tu boca de ciruela.
Haces mermelada con el jugo y los trozos del amor con que te arropas.

Y yo te leo, carmen.
Y yo te invito a un café sin que lleguemos a encontrarnos nunca.
Y yo te escucho desde este lugar desabrigado que llora contigo.

Encantada de (re)encontrarte.

un beso.

Carol Blenk dijo...

Yo no he hecho ningún propósito para el 2009, se me ha olvidado. O tal vez no he pensado nada, que digo lo que decía aquél: "virgensita, que me quede como estoy" :-)

Espero que el 2009 te llegue lleno de cosas estupendas. Porque te las mereces, de verdad.

Un abrazo enorme, guapa.

carmen dijo...

destejer y volver a empezar tiene que ser bueno. cerca de mi casa (la de ahora) hay una tienda de lanas, pero no compré ninguna porque no sé hacer punto. qué pena. si algún día vienes, te la enseño. además de la dependienta, había una chica tejiendo y un gato gordo y tranquilo ronroneando en el suelo.

claradriel dijo...

Espero ver tu bufanda algún día... =)

Y que sanes, gracias a ese alimento con canela que os dan en el limbo... =).


Un beso, preciosa.

Niha dijo...

Una bufanda para compartir... Es una idea.

Anónimo dijo...

Bon Iver

Déjame que te cuente dijo...

Empiezas el año con acontecimientos agradables, que te aseguro que son siempre que los buenos propósitos.
Disfruta de la compañía.
Y del año.
Desde al calor de la lumbre, un beso

manuel_h dijo...

La bufanda de penélope, gran idea!!

begusa dijo...

y cuán interesante puede llegar a ser tejer y destejer una y otra vez la misma bufanda...no crees?

Calypso dijo...

"Si me viera desde fuera
no pensaría de mí que soy una chica asustada."

Yo tampoco..pero la verdad es que a mi, los ojos me delatan.. Me ha gustado tu blog. Me pasare =)

Ra dijo...

"Sanar desde la raíz".

Cierto, pero a veces simplemente basta con talar las ramas, los accesorios, para renovar,para crecer más fuerte, y echar la flor.

A lo mejor hay que gritar para no ser una Penélope de sal.
Tal vez tú lo hagas desde la mirada de tus ojos.

Gracias.

Francesca dijo...

Siempre la misma bufanda y siempre nueva. Muy bueno. Feliz 2009
Besos