miércoles, 11 de febrero de 2009

este bebé de mirada ancestral es Julio Cortázar

M. ya tiene dos años
y pronuncia todas las palabras
de un modo impronunciable.
Mi madre lo llama 'rey'.
A mí 'tesoro'.
Me gusta la gente que acaricia
con las palabras.

Extiende los brazos
y vuela por toda la casa.
No le asusta la oscuridad
ni los tropiezos.

Para él los golpes que duelen
son 'topes'.
para mí
los golpes de la vida
son baches.

Hoy alguien me dijo
que por muy hondo que caigas,
siempre se sale.

... Se sale siempre, cielo.

Y esto se lo escribo a quien se lo tengo que escribir,
porque es justo que lo haga
y que lo entienda.

8 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

No puedo creer que hayas encontrado esa foto de mi Julito. Quién diría que ese niño con ESA mirada fuera a escribir uno de los mejores libros de todos los tiempos. No sabes cómo me gusta Cortázar, es mi máximo.

Y el texto es hermosísimo también.
Un abrazo =D

claradriel dijo...

Qué bonito crecer, aunque sea rodeada de galletas de peque o de la gente de toda la vida.
Qué bonito encontrar las raíces a la vuelta.


Gracias por tus ánimos, te quiero mucho, mi niña.

Fernando García-Lima dijo...

Curiosa foto... con la misma expresión de décadas después.

Qué majo, M., con sus "topes".

Claro que se sale. Siempre se sale. Y más fuerte.

Isabel dijo...

Cuánto me gusta cómo dices las cosas;Carmen.
Sin florituras,llena de sencillez,pero sabes siempre cómo llegar...
Un fuerte abrazo,amiga.:-)

Dara Scully dijo...

Ojos que parecen saberlo todo.


Un miau

delirante dijo...

qué grande es el señor julio!!!
qué haríamos sin él...

un saludo delirante...

Gema dijo...

A mi me dijeron que no importaba caer en algun agujero si aún no tenias tierra encima...asi siempre podrás salir.
bonitas palabras Carmen.
un abrazo

Niha dijo...

Los niños pequeños, cuando hacen cosas de niño pequeño, son un encanto.