jueves, 20 de mayo de 2010

algún día conseguiré bailar como ellas



La chica rubia nunca tendrá que escalar la fachada
porque yo siempre estaré en casa.

Ray Loriga

lo hablábamos hace unos días.
hay personas que se ríen más y mejor que otras.

así de sencillo.
últimamente sólo llego a conclusiones tontas.

no paso mucho por aquí
porque ando viviendo otras cosas.
a ver...
voy a escribir lo que se me venga a los dedos:

compro vestidos bonitos de segunda mano.

soy un poco guiri en inglaterra

vivo sorprendida porque los días son más largos,

alquilan butacas verdes y blancas en los parques

tengo ganas de ser madre

te escribo mentalmente cartas ridículas de amor,

...

soy feliz.

6 comentarios:

Hipérica dijo...

Felicidades..por ser feliz.
Un saludo

Beatrize Poulain dijo...

pues, que... ¡felicidades por escribir mentalmente cartas ridículas de amor!

PD: porque no sabía yo que movías objetos telepáticamente...

LeiVa dijo...

Sigue siendo feliz dondequiera que tú estés!! Sigo sin saber cómo alcanzarte, sigo dejando huellas de mis pasos, sigo dejando mi ventana abierta para que tú tampoco tengas que escalar la fachada...

a túa nena dijo...

:)

mmm

Jin dijo...

'soy feliz'... ¡y qué bien te sienta! me alegro, Carmen, de veras

Helenaconh dijo...

está bien cuando la felicidad le hace a una pararse poco y comprarse vestidos de segunda mano.