martes, 22 de junio de 2010

hoy ha sido el día más largo del año



siempre he pensado
que tener niños cerca
te hace ser más consciente del paso del tiempo.

cuando mi hermana dio a luz a su hijo
yo iba al instituto todavía.
aquel día me escapé de clase
y me colé en el hospital por la entrada de urgencias.

llegué a la habitación con taquicardias.
mi primer sobrino estaba durmiendo en una de esas cunitas transparentes
y mi hermana tenía los ojos más azules del mundo.

...

vuelvo a llevar los cascabeles en el tobillo
porque ya es verano
aunque viva en inglaterra.

cuando llueve,
unas veces llevo katiuscas y otras sandalias.

la verdad es que he dejado de esquivar los charcos.

...

anoche soñe que construía mi propia casa.
le saqué fotos para enseñarte
pero no recuerdo donde las puse.

7 comentarios:

eme dijo...

adoro esta entrada.. es fantástica. enhorabuena.. me gusta de verdad.

Nikaperucita dijo...

Katiuscas y charcos. ¡De las mias! :D

la chica de las biscotelas dijo...

qué bueno lo de esquivar los charcos... y lo de los cascabeles en el tobillo, yo tengo uno enorme como llavero, y así siempre sé donde está mi casa, la que estoy construyendo poco a poco!

Ra dijo...

Has dejado de esquivar los charcos, eso es síntoma de valentía! ole!
Yo no podía parar de llorar cuando conocí a mi sobrina recién nacida. De alegría.Mucha. Dicen que a los abuelos les rejuvenece los nietos, y es cierto, lo compruebo en mis padres. Será a las tías, a las únicas que nos afecta el paso del tiempo... :)
Buenos cimientos tienes o ganas de ellos si en sueños construyes tu propia casa... fuerza y energía!! Besos desde el verano español que ya ha entrado de lleno!

Albanta. dijo...

Di que sí, a pisar charcos! es un acto de justicia poética: si el verano no llega, pisa los síntomas del invierno que no se va ;P

Pd: totalmente cierto lo de los niños... son taannn necesarios para taaaantas cosas!

Bonito post, por cierto, como casi siempre.

begusa dijo...

ojalá también tuviéramos la tranquilidad de que ha sido el día más duro...
y que lo que venga pesará siempre menos...

Jin dijo...

me encanta cómo escribes, Carmencita, y me encanta esta frase:
"vuelvo a llevar los cascabeles en el tobillo
porque ya es verano
aunque viva en inglaterra." :))
estoy sensible, acabo de ver a mi primer nieto en su cunita de plástico transparente!
besitos guapa!