jueves, 16 de septiembre de 2010

yo tampoco quiero que seamos normales, pero a veces me apetece jugar a serlo

estoy en madrid y llega la segunda parte de septiembre.



cuando todas esas hojas de los árboles
empiecen a caer
se nos va a olvidar el color del suelo que estamos pisando.

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un momento precioso paso por tu blog.. un vídeo maravilloso.

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre..


Que tengas un buen fin de semana...

Paola Vaggio dijo...

Carmen, que estaba pensando que tal vez alguien de tu blog se anima a escribir en el melancoisla, y se pueden presentar al casting, cómo lo ves??

Carol Blenk dijo...

Pues mejor, mejor olvidar el color del suelo que se pisa porque los matices de las hojas pueden ser decisivos para el camino ;)

Beso, guapísima!

Jin dijo...

siempre existe una capa de hojas que nos permite/impide no reconocer el suelo bajo los pies....

Dara Scully dijo...

me gusta que se me olvide el color del suelo que piso.



(te dejo
una naranja
para hacer
zumo)

Enjoy the silence dijo...

Te confieso que eres

mi blog favorito

Enjoy the silence dijo...

Entonces a ver si tengo suerte y encoge un poquito...


te sigo

Viuda Dehombrepez dijo...

Coincidimos en canciones, querida mía, y en sensibilidades. Tu manera de contar las tuyas es preciosa. Sería mágico coincidir en Madrid.
He cambiado, otra vez, de blog, tal vez sea eso de reinventarse en todos los sentidos. Espero que sepas quién soy.
Un abrazo grande!