lunes, 25 de octubre de 2010

a seis días de noviembre, no se me ocurren buenos títulos

la señora de rosa jugando a las tragaperras y el camarero preguntándome qué quería tomar de postre.
- algo que me pueda llevar, que voy volando...
- ¿mandarinas para el vuelo?

yo no tenía ningún plan. sigo sin tenerlo.
sin embargo, puedo sentir a veces una especie de calma,
una caricia en la cara, en los párpados...
todo está en su sitio, me digo.

pienso a gran velocidad en el autobús que me aleja del madrid que conozco.
me digo cosas como quien escribe secretos
en el suelo de la plaza mayor.

si fuera un chico me peinaría como chet baker con veinte años
y me enamoraría de chicas que saben bailar.

7 comentarios:

Beatrize Poulain dijo...

si fueras... si fueras una chica, mandarinas con alas y danzar un vals con la calma. ah, que eres una chica! pues... yo lo prefiero así...

Paola Vaggio dijo...

Yo también querría prinarme como Chet... ! Y tocar la trompeta. Mandarinas en el autobús dentro del bolso, de un lado para otro con cada bache. Lo veo, lo veo...

Ra dijo...

Si sientes esa calma, esa caricia en la cara y en los párpados y te dices que está todo en su sitio.... sí que vuelas!!!

Yo también me enamoro (no enamoraría) de chicas que saben bailar y si es con Baker de fondo, más.

Rubita dijo...

qué precioso post,
la imagen de la caricia en los párpados....y de Chet ni hablamos, pa él no tengo palabras....

Beauséant dijo...

yo no sé bailar, pero me encantan las chicas de ojos trises que esperan a que alguien venga a rescatarlas del anonimato...

Jin dijo...

como siempre, me has seducido! las mandarinas para el vuelo y el pelo de Baker a los veinte me pueden, qué quieres que te diga...
besotes, guapa

begusa dijo...

y nunca, nunca... me acostaría antes de medianoche... porque sería un horror ser un aburrido