domingo, 1 de mayo de 2011

encabezados

Erich Hartmann/Magnum Photos

ahora que me siento a solas
que escribo de madrugada
que no tengo nada que decir,
sé que las cosas laten más fuerte...
como los poemas de ese señor que por la latina
te escribe rimas y piropos
a cambio de unas monedas.

la calle está llena de artistas
y las galerías de arte, de payasos.

qué libre se siente una a las dos de la madrugada,
sin vigilantes ni espectadores.
puedo decir tonterías,
o hablar de tu piel como si no fuera un secreto,
ahora que tú eres tan tú delante mía
entre mis manos
desnudas,
ni tic ni tac
ni guerras ni barbaries...
sólo el mar y el faro,
y la isla que no bautizamos
porque no nos da la real gana.

las tormentas cesan de golpe
si los libros se vuelven voz,
si nos queda san francisco y las aldeas,
si seguimos descubriendo calles
caminando por madrid.

6 comentarios:

Beauséant dijo...

qué manía de bautizar las cosas, como si al ponerles nombre les diésemos un sentido, o peor, como si eso nos hiciese, por un momento, inmortales...

Beatrize Poulain dijo...

eu tenho hambre do mundo...

Adolfo Payés dijo...

.. como dibujas con tus versos amiga, la melancolía vibra en tus versos..


Es un placer haber encontrado tus letras..

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre...

begusa dijo...

estoy harta de simulacros
...tengo mono de realidades...

Ra dijo...

"Porque no nos da la real gana"... hacía mucho que no lo "escuchaba"(leía)
Eres muy especial Pasitos, muy especial

virgi dijo...

Hacía tiempo que no venía y ahora veo cosas tan bellas...
Volveré con más tiempo, besos desde el faro.