lunes, 19 de marzo de 2007

lunes de viento

El señor con bigote compró dos cajetillas de tabaco negro, y soltó algún símil taurino al referirse a su esposa, que lo miraba con desesperación desde la puerta del estanco. Hay conversaciones que podrían haberse producido hace años, incluso décadas, pero que suceden en el momento justo en el que necesitas darte de bruces contra una evidencia. A veces sucede. Lo anecdótico para quien lo vive puede ser increíblemente revelador para quien observa.

Y yo no puedo contar las imágenes que vinieron a mi cabeza. Imágenes que me hicieron sonreír, y al poco rato ponerme muy triste. No sabría como contar. No soy buena contando, sólo anotando pensamientos. Suelo tropezar con algún adjetivo inoportuno, con alguna forma verbal inapropiada. No es mi afán, tampoco, el de domar a las palabras.

Tampoco me gustan las moralejas, pero a modo de conclusión:

Hay demasiada gente que parece llevar los ojos en la nuca. Miran desde atrás, desde el camino ya recorrido. Y se olvidan de lo que hay por delante, y lo más importante, del suelo que están pisando.

Hace tiempo que ando recolocando mis ojos en un lugar estratégico. A ver si terminan por cuadrarme…

18 comentarios:

dsd dijo...

Y cúan difícil es a menudo, reina.
Me encanta observar, aunque pueda una encontrarse a veces con semejante crudeza.

Un beso.

thirthe dijo...

no sé donde has recolocado tus ojos, pero tienes una mirada bien clara.
estupendo post!

Esther dijo...

Déjalos girando sobre ti, ya encontrarán su verdadero lugar, de ese modo podrás observar el mundo desde tantos ángulos distintos...

Ofelia Lopez Pez dijo...

Pon ojos de mirar con lupa, con capacidad de hacer crecer un microbio...

Y despues, cierralos y vive en braille....

eMe dijo...

...me gusta como ven tus ojos...y de lo que no eres buena contando mejor no hablamos... y menos después de este post...me encanta...besos guapa

Aylén dijo...

uy! pero que fantástica conclusión! si es todo un proceso. Bien, como afectada del mal de los "ojos nucales", debo decir que si bien "suena" a un tremendo trabajo eso de mudar los ojos para adelante, me parece bastante más lógico dirigir la mirada a lo que viene.
Ahora: confieso que lo que más me llama la atención de tu conclusión, es que menciones la importancia de recordar el suelo que se está pisando... Gracias.

Beso

Francesca dijo...

Está bien dirigir los ojos hacia delante y hacia atrás y ver el suelo que se pisa si con ello logramos momentos de felicidad ...
Besos

Carmen dijo...

7 mujeres me comentaron el post que empezó hablando de un (triste) hombre :-)

sólo era un dato, de verdad :-)

Dsd, me paso el día observando, quizá porque soy de esas personas que se acostumbraron a andar por ahí sola. Y es duro, tan duro a veces, descubrir ciertas cosas...

Thirthe, aún siguen en movimiento, no termino de decidirme.. aunque tal vez...

... Esther tenga razón y deba dejarlos así, girando :-)

Ofelia, haciendo crecer chinches y pulguitas también :-) vivir en baille, curioso...

eMe y a mí me encanta que tus ojos se paren a mirar en este rincón..

Aylén, es que tantas veces se nos olvida donde tenemos los pies.. No hay nada que agradecer, es algo que debo recordarme a mí misma también :-)

Francesca, saber a donde dirigir los ojos y en qué momento.. claro que está bien :-)

Mil besos, niñas dulces

Charles de Batz dijo...

"Lo anecdótico para quien lo vive puede ser increíblemente revelador para quien observa."

Me ha encantado esa frase, así como las figuras que a uno de sugiere eso de "tropezar con los adjetivos" o con "alguna forma verbal inapropiada"...

La verdadera magia de las palabras está en dejarlas fluir según van apareciendo, para que reflejen de alguna manera lo que sentimos y pensamos... Así que olvidate de no ser buena contando historias y de no querer domar las palabras: es evidente de que eso lo tienes.

El camino recorrido produce nostalgias, el que tenemos enfrente, esperanza. Así que mirá hacia adelante con los ojos llenos de confianza en el futuro.

Salud y buen fin de semana.

oktomanota dijo...

vaya que blog mas filosofico , me ha gustado

Carmen dijo...

Charles muchas gracias :-) Me encanta cuando comentas, porque dices toco cuanto quieres decir sin dejarte nada en el tintero.. Buen fin de semana también para tí

Oktomanota :-) no sé que responder a eso, pero me alegra que te guste ;-)

Alice ya no vive aquí dijo...

Y puede que realmente esas conversaciones se hayan producido hace décadas o hace días, sólo que hasta ese instante a ti personalmente no tenían nada que decirte desde lejos. Y un día pasas tranquilamente pensando en nada y te asaltan en cualquier esquina, y no puedes escapar, y lo sabes, y las palabras se te enganchan a las rodillas y no puedes evitar mirarlas.

Y entonces ya sabías que no puede pasarte la vida con los ojos en direcciones contrapuestas, claro que lo sabías, pero las teorías son fáciles.

Hacer buenas cuadraturas precisa técnica y paciencia, así que vamos a ponernos manos a la obra, que con suerte puede que consigamos perspectivas estratégicas que nos permitan ganar incluso más partidas ;-)

Un millón de besos

Inchina dijo...

Yo también estoy ahí, de nuevo tratando de recolocar la mirada. Porque solemos caer en el error de recordar sólo lo mágico del pasado... y borrar con Milán todo lo malo :)

Biquiños Carmen!!

Carmen dijo...

Alice y es que a veces se te agarran las palabras como lapas, cubriéndote las paredes de tantos rincones escondidos... pero tantas veces son tan terribles como manchas de humedad, o de óxido.. no sé si me explico, siempre corro ese riesgo :-) Mejoraré mi técnica, en esto y en lo de ponerse manos a la obra, bonita. Y la paciencia, espero no irla perdiendo con el tiempo, que si no la que estará perdida soy yo. Más besos para ti, preciosa Alice.

Inchina, pero tú bien sabes que las gomas de Milán no son tan mágicas, y que como mínimo quedan borrones y pequeñas virutas que nos recuerda que no todo fue tan maravilloso. Lo bueno de todo esto es pensar que lo mejor está aún por llegar :-) Besazos, niña

Anónimo dijo...

es cierto, luego hay muchos que sólo ven su culo, que digo yo que tendrán los ojos en la parte inferior de la espalda.. descartado entonces dicho punto para colocarlos, seguiremos buscando..

estaría bien que fuese un sitio donde no hubiese que saber domar las palabras para poder decirlas, que no disolviese el óxido o la humedad de algunas, pero que le quitásemos lastre sólo con mirar hacia adelante pero sin olvidarlas porque van a estár ahí.

no creo que seas buena sólo anotando pensamientos, también hay que saber cómo decirlos. aunque supongo que no se deja nunca de aprender, en eso estamos todos.. pero por ahora, o ahora que es lo que se ve, te ha salido una buena mirada, aunque ella misma se pregunte dónde estará el punto desde donde ver.

bikos.

tron

Carmen dijo...

tron, :-) y que desagradable imagen, no? creo que descartaré esa zona para reubicar mis ojos, sí :-) me alegra que me ayudes a buscar mejores sitios. Gracias, por recordarme que en eso estamos todos, también yo. Un beso grande grande

Sirenita dijo...

Hay miles de pensamientos, de historias breves, de retazos de sueños que han nacido para que tu los susurres,así, a pasitos...

Carmen dijo...

Jo Sire, gracias por lo que me dices. Espero que estés mejor, de verdad lo deseo. Un abrazo, preciosa