viernes, 2 de marzo de 2007

repartos



La estación de tren es el escenario perfecto de una mujer esta mañana. Imagínenla. Demasiado maquillada para no ser ni las siete, con ese peinado exagerado y un juego de maletas elegante, impecable. Esa mujer es de ese tipo de personas que en lugar de viajar, juegan a los viajes. Camina con la cabeza erguida, perfumando, tan divina, la estación. Taconea. Tac, tac, tac… ella es la protagonista y lo sabe.

Yo también.

3 comentarios:

Alice ya no vive aquí dijo...

Yo prefiero viajar, pasar invisible entre la multitud, perderme en un vagón cualquiera y sentir que soy la protagonista de mi propio viaje.

Creo que salimos ganadoras en el reparto, niña ;-)

Un millón de besos

Aylén dijo...

Atreverse. Atreverse a escenificar el propio protagonismo en la vida diaria. Atreverse a ser protagonistas de la Vida, no sólo para una misma, sino para el público que nos rodea, esa extensa masa desconocida que intentamos ignorar, de la que intentamos escapar sin éxito, atrapados en roles, espectativas y desilusiones. Pero se atreve a taconear, con paso firme. A perfumar el aire con su propio aroma, jugando a los viajes... con toda esa seriedad que sólo los niños saben poner en sus juegos.
Tal vez un día también me atreva a ser protagonista. Tan sólo por el capricho de experimentar lo que se siente. Por qué no?
Beso grande

Francesca dijo...

Es como el retrato de otro tiempo de otra realidad que se cruza con esta.
Besos