jueves, 21 de junio de 2007

Harta

Ha sido así durante demasiado tiempo.
¿No creéis?

25 comentarios:

aylén dijo...

uf! Carmen, ¡qué foto!
Desearía poder colgarte otra en respuesta. La buscaré, no lo dudes. Me parece un desafío más que interesante.

Abrazo, sin rejas, y un beso para celebrar.

Carmen dijo...

Aylén, esta foto es de Cristina García Rodero, y me pareció impactante. ¿no te parece? Me sale la vena feminista, no lo puedo controlar ;-) Un besazo

FER dijo...

Gran fotógrafa, García Rodero.

¿Sabes dónde y cuándo sacó esa foto? Aunque dura, me parece una imagen plásticamente preciosa.

Y sí, ha pasado durante demasiado tiempo. Te recomiendo el blog de mi amiga Cristina (que es becaria en el Instituto de la Mujer): http://tustrecelunas.blogspot.com/ (A vueltas con el mundo)

Alice dijo...

Y por desgracia en muchos casos sigue manteniéndose... a costa de, por supuesto, siempre a costa de.

Un abrazo muy fuerte

Onfala dijo...

Pues a mi me da más miedo la mujer que el hombre... vete tú a saber si el pobrecito no duerme todas las noches en esa silla y a la intemperie por mandato de ella.

Que las apariencias engañan...!

:P

Naty dijo...

Tremenda foto, para una tremenda realidad... Ya está bueno de ser mujer tras las rejas... Tenemos que liberarnos (pero en serio)...

teillu dijo...

Dices bien. Ha sido.

Besines!

Álvaro Nuevo dijo...

Una foto impactante y descriptiva, Carmen. Como todo tu blog. Me lo ha "presentado" Fernanda, a la que he conocido de una forma poco usual pero inmejorablemente artística...

Estoy encantado de haber pasado por aquí, y seguiré haciéndolo. He enlazado, de hecho, tu blog en el mío, si no te importa, claro.

Me gusta cómo escribes. Un abrazo.

La niña perdida dijo...

Tienes toda la razón demasiado tiempo...abramos las jaulas que oprimen nuestras alas y después descosamos los hilos de colores para salir volando hacia la libertad.

Un beso violeta y revolucionario!

=)

Carmen dijo...

Fer, la fotografía se llama “La tarde” y se hizo en Campillo de Arenas en 1978. Esto dice Cristina: "Intenté fotografiar el alma misteriosa, verdadera y mágica de la España popular con su pasión, su amor, humor, ternura, rabia, dolor, con su verdad; y los momentos más intensos y plenos en la vida de los personajes, tan simples como irresistibles, con toda su fuerza interior, en un desafío personal que me dio fuerza y comprensión y en el cual invertí todo mi corazón." La he descubierto hace poco, pero me encanta. Es realmente hermosa plásticamente tienes toda la razón. Pasaré a leer a tu amiga, apunta muy bien el blog :-) Un besito

Alice, te aseguro que sí, preciosa. Te lo digo yo, mucho machismo queda... el problema es que la mayor parte de las veces es asumido por las propias mujeres... En fin... y siempre a costa de... Un abrazo, bonita

Carmen dijo...

Onfala :-) no podemos saberlo, pero tenemos detrás una historia tremenda que nos recuerda que tiene más credibilidad mi teoría, no crees??

Naty, ya está bien, sí... en serio estoy muy harta de tanta reja y tanta desigualdad. Deberíamos estar hartas todas, iban a ver ;-)

teillu, y a veces sigue siendo... Besito

Carmen dijo...

Álvaro ;-) pues bienvenido. Ya le daré las gracias a Fernanda por la buena publicidad que me hace :-) No hay otro modo de que entre en tu vida, si no es de una “forma poco casual pero inmejorablemente artística”, te lo digo yo ;-) NO me importa el enlace, claro que no. Gracias, y un beso

la niña perdida :-) no lo hubiese podido decir mejor que tú. Un besazo, del color que quieras

tron dijo...

durante demasiado Carmen, y por eso quedan todavía coletazos de aquella realidad, por eso se hacen leyes que defienden la igualdad, porque en algunos casos o cabezas sigue, tristemente, sin ser así..

la foto es impactante, si.. hartos estamos todos de algo así.

biko.

Carmen dijo...

tron y la raíz del problema siempre es la misma: la educación. Y las cosas no pueden cambiar de un día para otro, pero deben despertarse conciencias, eso es lo más importante. Hay mucha gente a la que se le pega el conformismo al alma. Y eso no es bueno... claro que no.

Un beso guapo

Gwynette dijo...

Lo de "una imágen y las mil palabras.."pues perfectamente retratado!
..recuerdos de cuando de pequeña iba de vacaciones "al pueblo" y veía los bares llenos de hombres sin ninguna mujer ¿?

Cariños de alcachofa

Carmen dijo...

Gwynette, yo nací y crecí en un pueblo. También he sido testigo de todo eso. Algunas cosas no han cambiado, pero... ahora somos muchas las mujeres que cerramos los bares ;-) Un besote

Jose Luis dijo...

Las mujeres, las personas, están pidiendo un cambio. La inercia de las enseñanzas y las convenciones sociales, es muy grande y poderosa, y cuesta poner las cosas en equilibrio.
Pero no olvidemos nunca, nunca, que lo que somos y cómo somos proviene de nuestro pasado.
Después de ver el daño que hacen los prejuicios, no nos refugiemos en unos nuevos.

Carmen dijo...

Jose Luis es complicado limpiar la cabeza de prejuicios, es difícil no dejarse llevar por la rabia y el cabreo de todas esa generaciones de mujeres que no tenían derecho ni a cabrearse... Pero es cierto lo que dices, no debemos olvidar que el pasado debe servirnos para coger impulso, no se repararán errores pasados, pero pueden evitarse errores presentes y futuros...

Cristina Hernández dijo...

Hola Carmen...!!!

Gracias por la visita (Fer es muy, muy amable)... ya me llevas de compañera de viaje!
Tienes razón, en tus post anteriores... como olvidar a nuestras abuelas que han pasado por un desierto de cuarenta años!! tenemos que aprender mucho unas de otras...pero tenemos que des-aprender mucho más!! Seguimos dandole vueltas...vale?? Mientras te dejo una cita... que me gusta, de Rosi Braidotti.

"Lo que el feminismo libera en las mujeres es también su deseo de libertad, de levedad, de justicia y de autorrealización. Estos valores no son solamente creencias políticas racionales, también constituyen objetos de intenso deseo. Este espíritu alborozado era absolutamente manifiesto en los primeros días del movimiento de las mujeres, cuando estaba claro que la alegría y la risa eran emociones y declaraciones profundamente políticas..."

Amelie Poulain dijo...

Os recomiendo el libro "Complices" de Isabell-Clara Simó.
"Miquel no es un monstruo. Pero cómo haremos para odiar la zona turbulenta y salvaje que hay dentro de nosotros.
En su monólogo, en ocasiones un diálogo ficticio, surge la tragedia del primitivo hombre que se ha sentido empujado por la historia como un viento que le lleva, pero no como un agua en la que nada; la historia ha circulado fuera de nuestro control y por eso no la entendemos y nos aferramos a viejas costumbres. Miquel sabe que es culpable. Pero se siente inocente. El sentido de la propiedad, el sentido de la autodefensa, el sentido del amor propio, como raíces profundas de los actos y los pensamientos más escondidos. Unos sentimientos que posiblemente no resulten ajenos al espectador, horrorizado de sentirse solidario con un criminal".
Tuve la ocasión de ver a Pep Cortes interpretando este monólogo de forma magistral y disfrutar de un "familiar" debate con Isabell-Clara Simó y Pep, una experiencia fantástica!!
Sin duda, reconocer y señalar es el primer paso, el siguiente: dejar de ser, definitivamente,
"Cómplices" de estos actos que nos resultan tan cotidianos y que bajo la visión de "normalidad" tod@s nosotros perpetuamos.

Jose Luis, me gusta mucho lo que dices, con demasiada frecuencia luchamos contra los prejuicios con otros nuevos.
Carmen, sencillamente genial, como siempre ;)

Sirenita dijo...

Me sorprende la fecha de la imagen y me aterra constatar que sigue estando tan de actualidad. Parece una instantanea que pudiera ser tomada en un pueblo cualquiera, un día cualquiera.

Carmen dijo...

Cristina, encantada de tenerte por aquí! :-) seguimos dándole vueltas, el tema da para mucho, ya sabes. Todos debemos aprender, seguir aprendiendo, eso siempre. Muchas gracias por la cita. Me gusta eso de que el feminismo libera en las mujeres el deseo de libertad, de levedad... Un besote

Amelie, apuntada queda tu recomendación. Y muchas gracias por el fragmento, y por contarme. Suena genial, de verdad. Muchas gracias por pasarte. Lo primero es reconocer y señalar, el siguiente paso dejar de ser cómplices, eso es... Hay que dejar de disculparlo o no castigarlo. Ya es hora. Un besito

Sire, eso es cierto... y más aterra pensar que eso no sólo pasa en pueblos perdidos, sino que por todas partes existen otro tipo de rejas, demasiado de vez en cuando, llegan a ser letales. Un beso, niña del mar.

Niha dijo...

Más que demasiado. La foto es impresionante.

Irene Jansen dijo...

Quería dejar un comentario, me impactó tanto. Y sin embargo, estoy sin palabras. Magnífica foto.

Carmen dijo...

Niha, completamente de acuerdo. Todo un descubrimiento para mí Cristina García Rodero. UN beso

Irene, bienvenida. Es exáctamente la sensación que me produjo. De ahí que no escribiese un post. Nada me salía a la altura de la fotografía. Un besito