viernes, 15 de junio de 2007

De criaturas mágicas


La niña tiene esa manía de susurrar secretos en los momentos más inesperados.

... quiero hacerme invisible.

Había una mirada muy triste tras esas gafas de pasta rosa.

de mayor seré detective...

Ocupaba rincones olvidados, siempre con un libro entre las manos.

Mi sueño es tener una biblioteca-laberinto...

Le hacen reír las palabras muy largas.

¿qué significa catastrófico?

Ella es pequeña como su nombre. Pero sé que crecerá tanto, y tan bien...

“El hada que coloreaba bosques en blanco”

Así se llama el cuento que me escribió. Porque es una niña de cuentos, sin hada madrina ni castillo. Y tiene que vivir en un lugar algo triste, pero es que la vida no la ha tratado bien desde que nació. Es mi niña preferida, con ese pelo amarillo sol. Ella le pone luz y convierte en magia, los fríos muros del centro de acogida.

22 comentarios:

Isabel dijo...

Qué injusta es la vida,Carmen;siempre les da alas a los que no pueden extenderlas...
Un texto magnífico,me ha encantado.
Ojalá pudieran desparecer algunos lugares( y circunstancias )y que alguna vez fueran innecesarios por fín.
Que pases un agradable fin de semana,amiga.

claradriel dijo...

Qué suerte tu niña, y tú, de sacar tanto de ella.

Qué buena pinta ese cuento. Sabemos, pues, que la niña tiene el talento del narrador, con esa imaginación y ese gusto por las palabras largas.

Que crezca bien, pero no demasiado...

Besos,
a las dos.

tron dijo...

Estupendo post Carmen, y preciosa niña de pelo amarillo sol que brilla así, aun estando entre esos fríos muros.

beso y buen finde.

thoti dijo...

.. hasta mis colinas llega el resplandor de tu niña..

.. saludos Carmen..

aylén dijo...

Qué maravilla de texto! Me admira la capacidad que tenemos de sublimar los dolores, las pobrezas y demases "catástrofes" que nos plagan las existencias.
Me admira la sabiduría que emana de ese pequeño cuerpecito. Espero que crezcan de la mano, el cuerpo, y el alma sabia.
Un beso felíz.

Gwynette dijo...

Me ha entrado tristeza por esta niña inteligente y dorada..espero
que algún día le escribas un buen final. El que se merece !

Cariños de alcachofa

Sirenita dijo...

Yo creo que tanta capacidad tiene el aroma de los sueños cumplidos. La gente especial se las arregla para salir adelante, ya verás. Tiempo al tiempo.
Un beso.

FER dijo...

¡Mi sueño también es tener una biblioteca-laberinto! Pronóstico: demasiado Borges, me temo.

Jose Luis dijo...

Quizás un día una sabia tortuga venga a por la niña y le enseñe los secretos del tiempo. Los hombres grises no podrán con ella.

Carmen dijo...

Isabel, pero esta niña tiene toda una vida por delante, y unos ojos extraordinarios con los que mirarla... es injusta la vida, sí. A muchos les toca empezar a sufrir demasiado pronto... Gracias. Un besito

claradriel suerte o no, ella aprendió deprisa muchas cosas. Pero llanto le costo. Y con 7 años es realmente duro estar de vuelta de muchas cosas... aunque a los veintitantos algunas seguimos usando las mismas corazas, los mismos filtros para quedarnos solo con lo bueno, e inventarnos cosas mejores. Esa niña tiene muchas cosas hermosas, pero... qué te voy a contar yo? :-) Yo no la veré crecer, pero estoy segura que sabrá hacerlo de la mejor manera, y nunca demasiado. Un besazo, preciosa.

Tron, muchas gracias. Preciosa niña, si la vieses... terrible escenario le tocó, pero... eso pocas veces puede elegirse en sus circunstancias.Un beso, y buena semana que entra.

Carmen dijo...

Thoti, :-) no dudo que hasta allí llegue el brillo. Gracias. Un besito.

Aylén, ayy muchas gracias. A mí me maravillaba esa niña, en serio. Ese centro donde estuve hace unos meses, era un lugar realmente duro. Todos esos niños, menudas historias traían detrás. Y encuentro a este duendecillo que me hacía sentir que es posible vivirlo todo de una manera distinta. Fue realmente bonito el trabajo con ella, y con todo los demás. Y eso me lo guardo para siempre. Un besazo para ti.

Gwynette no seré testigo de ese final feliz, pero estoy completamente segura de que todo irá bien si sigue mirando el mundo con esos ojos. Un beso, dominguero.

Carmen dijo...

Sire, :-) tienes toda la razón, la gente especial se las arregla. Ella sabrá hacerlo. Me apena, sin embargo, no estar algo más cerca para darle un buen abrazo de vez en cuando. Tiempo, siempre tiempo... Un abrazo, guapa

Fer, jajaj sí?? yo pensé lo mismo la primera vez que me lo dijo. Es increíble, cuanto cabe en esa cabecita rubia. :-) Y en su caso no son huellas borgianas :-) Besitos

José Luis, :-) los hombres grises no podrán. Y en tortuga o a pie, aprenderá un mundo infinito cada segundo que pase. Besote.

Naty dijo...

Creo que con está chiquita de pelos amarillos como el sol, no hay muros fríos que valgan... Este cuento huele a final feliz, a bosques coloreados en blanco y palabras largas (que dan risa :) Me gustó muuuuuucho, un abrazo ;)

Carmen dijo...

eso es cierto, Naty. Ella es el sol de ese sitio tan frío... yo también intuyo/deseo ese final feliz que me cuentas. Muchas gracias ;-) Un besito

La niña perdida dijo...

Esa niña es maravillosa, mágica como tus palabras.
Yo también quiero ser invisible,ser detective...

Un beso violeta de domingo!

Carmen dijo...

muchas gracias niña perdida :-) Un besito y buena semana

Niha dijo...

Se merece algo bueno. No, mucho bueno. Y una biblioteca-laberinto (una biblioteca-laberinto... suena bien... sí, yo también me pido una)

Carmen dijo...

niha :-) es cierto, se merece mucho bueno. Y una biblioteca laberinto... se ve que compartimos sueños. Un beso

teillu dijo...

Precioso, Carmen, muy sensible!

Te descubrí hacieno turismo-nloguero, prometo volver!

Besines!

Carmen dijo...

Teillu, muchas gracias y bienvenido. Habrá viaje de vuelta, a mí también me apetece hacer turismo :-) Un beso

Alice ya no vive aquí dijo...

Tiene suerte de que alguien haya sabido ver la magia de sus ojos que quizá su vida no siempre trasluce, porque no tuvo la suerte de su lado, y aún así la teje con los dientes y las pestañas...

"...quiero hacerme invisible", cómo me recuerda a mi tu niña sin cuento, quizá porque yo también tuve que construirme uno a medida, de tapas rotas y letras torcidas, sin hadas ni castillo, pero con magia, tanta como quepa en mis manos :-)

Un abrazo inmensamente grande

Carmen dijo...

Alice, la niña-sol se intenta mundos maravillosos, todo dentro de esa cabecita se hace hermoso. Y gracias a ella aprendí a ver un poquito más allá, y gracias a ti, también, tengo presente que seguimos siendo unas niñas. Tienes mucho de maga, para qué queremos un castillo cuando podemos pintarlo, escribirlo, soñarlo... ;-) UN gran abrazo, bonita