lunes, 17 de marzo de 2008

estoy demasiado canija para perder el apetito por las penas



no logro comprender
cuantas vueltas le dieron al mundo
mientras yo andaba de letargo auto-reafirmador.

el universo para el que me preparé
dejó de existir
mientras me pintaba los ojos.

Es como llegar a la fiesta de disfraces
una semana más tarde
y comprobar que ya sólo quedas tú,
la más ridícula,
con purpurina hasta en las orejas.

No quiero este no poder dormir.
No quiero este no poder comer.
No quiero este sentirme pender de un hilo...

y sin embargo,

sigo apostándolo todo.

17 comentarios:

aylén dijo...

un abrazo tibio de mediodía niña. cuidate, si?

eMe dijo...

...buena opción la de seguir apostando, nos desesperes...cuando necesites abrigo ya sabes a donde acudir...en mi loco mundo hay refugio para ti...de vez en cuando cae un chaparrón pero pasa pronto...un beso enorme preciosa!!!

...este finde hemos estado en un concierto de quique...

.JL. en los afelios dijo...

y PUEDES VER ARDER LA CARRETERA BAJO TUS PIES...
Con tal de regresar.

Scheherazade dijo...

No frenes...es difícil abrir paso al olvido que es bálsamo para errores...aunque sí, ten cuidado con lo que desees...tal vez lo consigas....


Besos de jara en flor....

Carol Blenk dijo...

Uf, guapa, qué buena eres "poemando", en serio, qué buena...
Yo te imagino por Malasaña, que creo que te queda bien...
¿Sabes? Me ha pasado tantas veces esto:

es como llegar a la fiesta de disfraces
una semana más tarde
y comprobar que ya sólo quedas tú,
la más ridícula,
con purpurina hasta en las orejas.

Genial cómo lo has descrito.

Un beso y un abrazo enormes, cuídate.

Naty dijo...

Apostarlo todo por lo que nos vale la pena (o no) al fin y al cabo este todo o nada que es la vida no se detiene (de momento)... Besitos :)

Bonus_track dijo...

Las mejores apuestas son esas, con el miedo a la derrota clavado en los dientes... pero a veces, las cosas cambian. Créetelo. A veces, lo imposible existe. Yo siempre apuesto al número rojo.
Suerte!

(Me gustan tus letras!)

38 grados dijo...

Como siempre tus textos no me dejan impasibles. Precioso todo, y preciosa canción. ¿quienes son?
No los conozco.
un beso

Jin dijo...

nadie queremos esa sinrazón, esos desvelos, ese novivir, pero todos seguimos apostando a lo mismo...

valor, y vívelo a tope!

(y no eres tan canija, que lo sé yo)

claradriel dijo...

Es bueno que quede algo que apostar: yo no soporto ese irse poco a poco, ese todo o nada...

Anónimo dijo...

Gracias por el vídeo.

Siempre Quique...

Carmen dijo...

aylén, gracias... de corazón. A veces, simplemente, hace tanto frío... un beso grande

eMe bonita, lo digo siempre, soy terca... y a pesar de todo, sigo esperando cosas muy buenas. Sé que tocan cosas muy buenas... gracias por tu refugio. Eres un sol, niña. Quique siempre, eh?? ;) un besazo guapa. Ando regresando a la superficie.

.JL. en los afelios, con tal de regresar... eso es. No al punto de partida, sí al eje de mí misma... beso grande

Carmen dijo...

Scheherazade, 'bálsamo de errores'... qué bonito. Y sí, es tan complicado equilibrar lo que se desecha con lo que se desea guardar muy hondo. Las jaras riegan la tierra, por aquí todo está precioso. Un besazo

Carol Blenk ayysss bonita, gracias, es todo un halago si viene de ti. Malasaña, sí, me la tengo rodada, y tan a mano :) Madrid de noche son rincones. Ando siguiendo alguna pista, como tú, sólo que a veces me pierdo de camino a la barra, o de vuelta de un par de miradas. Me cuido. Ahora un poco mejor. Un besazo, preciosa.

Naty a veces somos locos kamikaces :) pero aquí andamos, resistiendo, arañando por no perder de vista la superficie y el mismo cielo. Un besazo

Carmen dijo...

Bonus_track las apuestas arriesgadas provocan renaceres, ya sea porque se gane, o se pierda, nada permanecerá en su sitio. Pero reconozco que no nací para la incertidumbre extrema. Soy miedosa, y me mareo con las impresiones fuertes. Un beso, y gracias

38 grados es Quique González. Deberías conocerlo porque es una maravilla ;) Siempre tan amable y tan dulce conmigo... gracias, un besote

Jin, a veces soy una niña caprichosa que llora y patalea... pero sólo a veces, de verdad :) de verdad lo sabes? porque yo canija me veo del todo ;) besitos

Carmen dijo...

claradriel, tú puedes soportar más de lo que crees... pero ojalá no tuvieras que sentir el dolor de ninguna derrota, de ninguna pérdida, de ninguna incertidumbre... tener a lo que apostar? hay partidas perdidas de antemano. Pero sí, eso no lo sabemos nunca... un abrazo niña-ojos

Anónimo :) un placer.

claradriel dijo...

=)
Me quedo con el abrazo.

dsd dijo...

Preciosa. Todo. La canción y tus letras. Tu apuesta. Ánimo. Alguna vez nos toca ganar.