lunes, 10 de marzo de 2008

ser estúpidamente feliz es una de las mejores formas de serlo



El sol entraba por las ventanas abiertas y también el viento que la despeinaba y la volvía a peinar, y no hacía ni frío ni calor, ni era pronto ni demasiado tarde, los dos bebían cerveza y la carretera se alargaba como si no fuera a terminarse nunca y parecía de verdad que Dios estaba tocando sus grandes éxitos.

CaíDOS del CIELO (Ray Loriga)

8 comentarios:

Tenshikai dijo...

"Me he comprado un mapa de carretera. Lo he estudiado cuidadosamente, y sé que hay al menos siete caminos distintos por los que podrías volver a casa. Si me llamas, puedo decirte cuáles son los más seguros. Ya sabes que la mitad de las carreteras están en obras, así que hay que andarse con cuidado. Cuando te fuiste, estabas sola, pero puedes contar conmigo para el viaje de vuelta. Ten cuidado con las ruedas, porque las llantas han perdido el dibujo y en esta época del año llueve mucho. No conduzcas de noche, porque la música de la radio puede dejarte dormida, y sobre todo vigila la temperatura del agua, porque tu coche se calienta demasiado. Ahora me arrepiento de haberte aconsejado un coche usado, pero nos iban tan mal las cosas que me parecía lo menos arriesgado. Me gustaría que tuvieras un coche nuevo y que viajases siempre por carreteras bien iluminadas y que no lloviese todos los jodidos días, porque hay al menos siete caminos distintos por los que podrías volver a casa, y me gustaría que pudieses encontrar alguno."

Pi dijo...

OHHH! qué grande Ray, qué grande quien haya escrito también el entrecomillado de Tenshikai. Carmen, me voya fugar el miércoles, y quiero despeinarme con la ventanilla abierta y escuchar esos grandes éxitos de Dios mientras le doy una palmadita en el muslo a mi copiloto que me corresponde en emoción. La vida a veces te sorprende con grandes momentos de felicidad que puede que no duren mucho, pero de los que hay que agarrarse hasta memorizarlos poro a poro y recordarlos cuando el hechizo se desvanezca, que a veces ocurre.
TE corto y pego este post.
Un abrazo

claradriel dijo...

Totalmente. De hecho, yo creo que hay que ser estúpidamente feliz, que es el único modo...


Insisto: me pegas las ganas de leer a Ray Loriga, y la manía que le tenía!!

(irracional, me temo)

begusa dijo...

pastora+ ray?...
potente combinación...
te vas a volver del revés de tanta felicidad ^^

La Penca dijo...

He llegado a tu blog por casualidad...Y qué quieres que te diga, me ha encantado. Muy buena esa canción.

Volveré lo más probable :)

charo dijo...

si, ser estupidamente feliz y abandonarse a la inconsciencia:-))

besos de thirthe

eMe dijo...

...sin ninguna duda...un beso preciosa!

FER dijo...

Olé Pastora. Cada vez me gusta más este grupo. Que se entere la gente que es mucho más que Lola y Dolores.

Y qué coooool que es el señor Loriga.

Besos