lunes, 5 de mayo de 2008

iba a empezar una dieta para engordar, pero acabo de decicir que no



a lo largo de mi vida
e inconscientemente,
me acerqué a los que me ofrecían sonrisas limpias,
intentando no rozar siquiera
la sombra de los que sonríen contaminados.

Puedo llegar a ser muy infantil
en los procesos mentales.
No logro profundizar demasiado.
Tampoco soy diestra en los grandes planteamientos,
ni mucho menos sentenciando momentos.

Hay gente que pone guindas al pastel
con cada punto y seguido.

Los temas de conversación suelen ser los mismos,
da igual con quien esté.
No paro de hablar de Madrid.
De los cambios.
De la adaptación.
De las relaciones,
de lo complicado que se ve todo los domingos por la tarde.

...

Hacía cuatro años que no veía a R.

Tuve que pensar en la que fui entonces.
Cuando acabábamos de llegar a aquella ciudad,
y aterrizábamos un poco en la vida,

Pagábamos nuestros primeros alquileres,
aunque vivíamos de una beca
que nos gastábamos en juerga
y en tomos sueltos de enciclopedia.
Compartimos muchos cafés y apuntes de historia del arte.
Luego,
nada más.

Ella recuerda cosas puntuales de mi vida.
Que cambié de carrera,
que me corté el pelo.
y después me mudé de aquella ciudad.

Yo recuerdo su letra, redondita,
el nombre extraño de su pueblo,
perdido en mitad de Las Hurdes,
y a un amigo suyo,
bastante guapo,
que había estudiado en un seminario,
pero al final, rectificó.

Topamos ayer,
curiosamente en un museo,
viendo una exposición de Art Nouveau,
aquí en Madrid.

Nos dijimos poco,
que ya se sabe que el factor sorpresa
nos ata la lengua,

pero me gustó verla.
Sonreirnos.
Que nos vaya bien.


Porque yo soñaba con esto que tengo ahora
cuando conocí a R.
A grandes rasgos, claro.
Quizá por entonces no era consciente de
lo importante de tomar decisiones.

Cada renuncia me hizo ganar.
Eso es algo de lo que me siento orgullosa.

Anoche llegué tan cansada a casa...
No paré ni un momento estos días.
Me daba la sensación
mientras caminaba,
que podía quedarme dormida antes de dar el siguiente paso.

Luego me di cuenta que
algunas veces me da miedo pensar
que me ocurra lo mismo
con cada paso en mi vida.

19 comentarios:

robasueños dijo...

Quién necesita buenos títulos con textos así? Me quito el sombrero, la vida se sigue viendo dificil los lunes de madrugada.

ESTRANGED- dijo...

El factor sorpresa me a atao la lengua. El fondo de la pagina es negro y las letras son como estrellas. Algunas fugaces. Muy bonito.

Llegue aqui de rebote, es que acaso hay otras maneras de llegar?


un gran saludo.

me-

claradriel dijo...

Qué bonito.

=)

Jin dijo...

"Hay gente que pone guindas al pastel
con cada punto y seguido..."

no sé si te refieres a esta gente que está siempre tan segura de si misma, de su vida,de sus opiniones, de dónde están el bien y el mal, de lo que piensa el vecino y de porque se equivoca...

al principio me siento tn pequeñita frente a ella... luego se me pasa y pienso que qué suerte tengo de no ser como ella!

prefiero ir como tu, a pasitos...

memoria dijo...

Cada renuncia me hizo ganar. Bien dicho, bien pensado, bien escrito. Ese encuentro me ha recordado a una novela que me estoy leyendo, Nubosidad Variable, dos viejas amigas que también se encuentran en la inauguración de una exposición. un beso pasitos

38 grados dijo...

Pues al leer este post no tengo precisamente la sensación que tus temas de conversación sean siempre los mismos....creo que eres como una maravillosa olla a presión, y que piensas en muchos y muy variados temas.

Un besote!

Carol Blenk dijo...

Qué brillante eres, joder. Me encantaría encontrarte en un café de Madrid...

Jon Doe dijo...

Un miedo bueno.

Un miedo que empuja, no que paraliza.

Un buen miedo para caminar.

Gwynette dijo...

Pues yo veo que tocas temas muy variados y este post es especialmente encantador..

..pero si tu ya sabes que das "pasitos enanos! :-)..lo importante es no quedarse en el sofá ..=_O

Petonets

FER dijo...

Me gustaría poner guindas al pastel como tú. Y quiero hacer dietas de esas.

Besos

nos dormimos sin hablarnos dijo...

No creo que debas de tener miedo a dormirte en cada paso de tu vida, seguro que tus sueños son capaces de competir con la realidad.

Bonito, me has hecho sonreir!

sergisonic dijo...

a veces creemos que rectificamos, cuando simplemente abrimos caminos. y andamos, en sueños de verdad. a veces, al menos.

thirthe dijo...

muy bueno, carmen, y una cabezadita entre pasito y pasito, pues no viene mal de vez en cuando.


besos

begusa dijo...

mi mayor temor es que no me vuelva a pasar nunca más... blurrr... (tiemblo sólo de pensarlo) ;)

Carmen dijo...

robasueños mejor la vemos sencilla, no? como Momo... no estaría mal estar jugando cada día hasta muy tarde en el anfiteatro. No quiero topar con hombres grises, no. Un beso bonita y muchas gracias

ESTRANGED pues bienvenid@. LLegar de rebote, claro, es una buena forma de llegar. Un beso, y gracias :)

claradriel bonita tú.

Carmen dijo...

Jin en realidad hablo de gente increíble, Que sin pretender, anda poniendo guindas a los discursos, y dan ganas de pedir que dure siempre, esa magia de palabras improvisadas...es la gente sabia, que va de pequeñita :) muchas gracias dulce. Entiendo eso que me dices, también hay mucho que decir sobre ese tipo de gente, no creas... Un besazo!

memoria :) gracias bonita. Ohhhh ese libro lo leí, me gustó mucho en su día No recordaba como volvieron a topar esas viejas amigas, fíjate...un beso enorme aviadora

38 grados no?? peco de monotemática jeje o si no lee el siguiente post :) una olla a presión? vaya, nunca antes me dijeron semejante piropo! jeje un besote y gracias

Carmen dijo...

Carol Blenk hay un par que no estarían nada mal, creo que también los conoces ;) sería genial, sí. A ver para cuando una escapada... abrazo preciosa! y graciassssss

Jon Doe pues sí, justo eso... que no paraliza, eso es. Besazo

Gwynette ayyyyyy pero que dulce eres siempre, señorita! ser consciente de la dimensión de mis pasos, es en sí ya, un pasito más :) Un besazoo

Carmen dijo...

FER uyyyy no sé colocar la guinda justo en el centro. siempre queda algo por corregir, que yo lo sé :) al final no voy a hacer la dieta, es que no me salen... aunque un par de kilitos yo creo que me sentarían muy bien jejeje besazooo!

nos dormimos sin hablarnos pero es que estoy en una fase en la que estoy demasiado interesada en vivir, y en no perderme nada... en fin, qué se yo...? gracias, y un besito

sergisonic sí, tienes razón... pero avisé de lo sencillo de mis planteamientos, darle una vuelta de tuerca más al asunto, sería meterme en camisas de once baras :) un besote

Carmen dijo...

thirthe, pues también tienes razón, bonita... que relajarse un poquito no es malo, pero espero no pegarme un guarrazo por quedarme dormida! ;) un besazo

begusa que no vuelva a pasarte qué? quedarte dormida caminando? ;) un besazo guapa