domingo, 14 de diciembre de 2008

la Maga tiene mil caras, Oliveira también


en el bar bonito
había una perrita llamada Pepa,
que se enredaba entre las patas de la silla y mis pies.
Tenía manchas marrones circulares por todo el cuerpo.

Parecía asustada al principio,
al final se le pasó el miedo,
y se dejó acariciar.

Eso nos pasa a todos alguna vez.

En el metro se cuela gente con gorros preciosos.
También hay chicas con orejeras de colores.
Yo tengo unas en casa,
rosas,
de cuando era pequeña.
Me las trajo mi tía de Suiza
y a mí me pareció la cosa más extraordinaria del mundo.
Me las ponía para no escuchar a nadie.
Está claro que los sonidos se colaban,
y las voces
y las regañinas.
Pero a mí no me importaba.
Yo con las orejeras rosas no escuchaba nada y punto.

Anoche un chico de Nueva York
hablaba y hablaba del libro que estaba escribiendo.
De su país,
de su vida bohemia,
su beca para escribrir,
su habitación en San Bernardo.
A mí a veces no me cuelan ni un cuento,
y se me nota tanto en la cara
que sólo me falta ladrar.

Aunque también es cierto que a veces me los cuelan todos,
y juego a creer,
y sé que es mentira,
pero yo me lo creo.

Esta tarde empezó a nevar un poquito
tras la ventana del bar de Chueca.

Diez minutos antes había dicho entre carcajadas
que tenemos una vida asquerosa.
A veces yo también digo muchas tonterías,
y juego,
a creer y a descreérmelas.

17 comentarios:

Ra dijo...

Decir tonterías es un don.
Hay que decirlas más a menudo; y si se puede, luego reírnos de ellas.

Jugar es divertido, pero a veces duelen los "descreceres"... es como oler una flor de plástico. Da zuto!

Ojalá ladrásemos más veces!

Hay demasiada gente con orejeras, personas que no escuchan nunca....aunque el ruido se cuele muy dentro... otro muro más que saltar.

Gracias Carmen, como siempre, por tus palabras.

A TÚA NENA dijo...

Que foto más linda!! y este poema de hoy es como sentarme en tu cama y que hables y hables sin parar mientras te arreglas para ir a trabajar. así de cerca y de cotidiano.En realidad lo extraordinario de cada día.

Ayyy...las magas y los oliveiras, cuantas historias por escuchar, un día de estos tenemos que quedar para pasear cerca del sena, y fumar galouse o como se diga, pero tiene que llover y hacer frío, para poder llevar el cuello del abrigo levantado.

un beso.

sergisonic dijo...

no hay nada más certero, nada más creíble, que un buen ladrido, que nunca es una tontería.

Jin dijo...

y que sigamos con ganas de jugar, aunque no nos lo creamos siempre, ni del todo...

Noria dijo...

esa es nuestra luz, la capacidad de ser y no ser y volver a ser y crecernos.

Sabernos tan grandes y tan pequeños como para no escuchar nada y punto o acariciar a un perro miedoso...

beso

paola vaggio dijo...

yo tb me pondría a ladrar si intentaran colarme algo, pero claro, esto de no ser una perra tiene lo que tiene, que te las cuelan. Qué bien enlazado todo, Carmen. Qué buen post, porque me siento en tus palabras. Un beso guapa

claradriel dijo...

Si tú juegas, yo juego, jugamos a la verdad.

Y casi siempre casi todo es verdad... lo que se sopla, al menos, es real.


Feliz nieve en mi otra ciudad, bella, que pronto iré a visitar.

A TÚA NENA dijo...

siento haberte hecho llorar, que hacías perdida por esos días lejanos?? es peligroso volver atrás...

Justo esta semana pensé mucho en cosas de esas, de familia, y estaba decidida a decir las palabras justas de forma implacable, pero con tu comentario volví a ver la foto, a mi padre sentado en el campo con el lazo en la cabeza y el elefante en el regazo y me entraron dudas...

Con todas estas luces, las cosas se ven menos claras.
Un beso, y no llores, pequeña
(que extraño...algunos desconocidos, lo importante que se vuelven a veces)

manuel_h dijo...

y poder decirlas así, qué más da creérselas o no, si se ve nevar.

La Penca dijo...

Qué post tan bonito...Me ha encantado, con ese guiño a Rayuela ;) A ver si otra noche de estas nieva de verdad (que ya que hace tanto frío, por lo menos que haya nieve). Saludos.

Isabel dijo...

Es siempre, pasar por aquí, como entrar en un café calentito,de cristales empañados y con suave murmullo de fondo.
Una sensación tan agradable cuando hace tanto frio fuera y, a veces, también dentro...
Que pases unas felices fiestas,amiga.Yo también digo demasiadas tonterias,pero esto queda dicho de corazón... :-)

Carmen dijo...

Ra en realidad echo de menos esa capacidad para no escuchar si yo no quiero. Estoy algo cansada, a veces, de vueltas de tuerca gastadas. Tenían algo de poderes mágicos, esas orejeras rosas... Ahora estoy en casa unos días, voy a buscarlas para llevérmelas a Madrid... sabes? hay muchas clases de tonterías, algunas valen mucho la pena. Y me gusta la gente que me sorpenda y me haga abrir los ojos de par en par... hay que 'ladrar', por supuesto. Un besote

A TÚA NENA muchas gracias, bonita. Qué bonita imagen, que me escuches mientras te cuento, sentada en mi cuarto, y yo pintándome los ojos, y canturreando, y tú sonriendo :)) en Madrid hay un sena en cada esquina, o eso sueño, y camino con el cuello del abrigo muy arriba... estaría muy bien ese paseo, y fumar, y que todo sea muy Rayuela, eh? un beso gigante

sergisonic siempre eres tan rotundo con las palabras que me impacta, me desconcierta, y me emociona :)

Carmen dijo...

Jin eso es... y que haya un rincón que sea 'casa' y estemos a salvo de los monstruos y los malos.

Noria me gusta la idea de jugar, ser pequeños sin miedo, y grandes un poco indefensos, todo junto... mezclado. la vida, la luz, la incertidumbre y el azar. Un beso

paola sabes bonita? me cansan algunos juegos a los que yo no quiero jugar. Tengo los míos. Mis poses, mis trampas pequeñas, mis trucos... no juego para ganar, sino para sentirme viva.. Quiero algo brillante, grande, que palpite. Algo que puedan sentir los desconocidos.. como lo vuestro, eso es.. :) muchas gracias por todo, por lo que me dices. Eres un dulce. Un beso inmenso

Carmen dijo...

claradriel ya te conté lo blanco que es el limbo... cómo brilla, qué luz tan increíble... qué sol de invierno, niña. Me desintoxicaré del desánimo de los últimos días. De las esquinas frías, los miedos... y a ver qué pasa. Aún no lo sé. Disfruta Madrid. Un beso niña

A TÚA NENA no lo sientas, claro que no... busqué tu principio. Eres puro enigma, y sin embargo, tan cercana... qué difíciles las palabras justas, eh? no lloro, ni tú... las luces deben alumbrar no deslumbrar... estaremos preparadas para la vida después de todo? un beso, gigante

manuel_h :)) por tu ciudad de piedra nevó mucho más. Y sabes? me lo contaron en directo. Todo se iba volviendo muy blanco, y sonreíamos a través del teléfono. Qué bonito... un beso

Carmen dijo...

La Penca muchas gracias. Un día blanco del todo, lo estoy deseando, de veras :) Un besito

Isabel pues no puedo dejar que te desabrigues, no hay que descuidarse del frío, ni por dentro ni por fuera, cielo... muchas gracias, qué encantadora eras... Disfruta, sé feliz. Lo mejor para ti, sincero deseo bonita

Francisca dijo...

Hermoso lo que escribes
Saludos!

ESTRANGED- dijo...

Como olvidar Rayuela, como olvidar este espacio que tenia cientos de segundos sin venir.


saludos.. o tres.


me.